Frases de fuerza

Que no decaigan las fuerzas que siempre te han acompañado a ser lo que fuiste. ¡Arriba ese ánimo y a seguir luchando!


No dejes que un tropezón se convierta en una caída; no permitas que una caída se adueñe de tu cuerpo en el piso.


Tú eres el único dueño de la fortaleza que ha hecho convertirte en una persona valiente. Muestra ahora esa valentía ante la adversidad que quiere derribarte.


La verdadera fortaleza no radica en no caer, sino en saber levantarse cada vez más rápido.


Tu fortaleza ha sido siempre un ejemplo para todos nosotros. Haz uso de ella ahora que la necesitas tanto.


Quiérete a ti mismo mostrando lo fuerte que eres ante lo malo que quiere derribarte.


Saber amarse a uno mismo es mostrar la fortaleza que nos permite volver a empezar.


Quien nunca cae, es porque se ha arrastrado toda la vida en vez de andar de pie. Ese no es tu caso, por eso es que has tropezado.


Hoy te sientes desengañado y por eso ves las murallas altas e inquebrantables, pero tú puedes derribarlas con la potente fuerza del amor para el que todo es posible.


Cuando se camina por la vida llevando el corazón al descubierto, son muchas las lanzas que lo acechan para derribarlo, por es es tan fácil caerse.


Debes levantarte y mostrar la majestuosidad de tu andar. Caerse es de humanos, permanecer en el suelo es de cobardes, pero tú eres todo un valiente.


Si la vida te lanza golpes, aprende a esquivarlos y a seguir adelante.


La desesperanza duele y desgarra, pero tú tienes el poder para resurgir de entre las cenizas en las que te has convertido.


El camino hacia tus sueños suele estar plagado de espinas, por eso cuesta tanto conseguirlos y la lucha es parte del proceso.


Cuando amas a alguien, nada es demasiado para conquistarlo. Llénate de fuerza y emprende esa lucha que tantos momentos hermosos te traerá.


Una sonrisa es el mejor antídoto contra el desaliento. Sírvete de ellas para recobrar la fuerza y regálalas cuando alguien las necesite para seguir adelante.


En tu interior reside la fuerza más grande que jamás puedas tener. Busca dentro de ti y hallarás el empuje que necesitas para salir adelante.


Un abrazo y una palabra de aliento es toda la fuerza que necesitas para volver a creer en tus sueños una vez más.


No hay adversidad que pueda hacerte renunciar. Tómate la pausa que necesitas, pero nunca desistas.


Si necesitas recobrar la fuerza, sólo mira hacia atrás y ve cuan lejos has llegado.


Dejar atrás un sueño es morir un poco. Por eso debes sacar la fuerza desde tus entrañas y seguir adelante.


Si un sueño se frustra, resucítalo con la misma fuerza que te ha hecho creer en él.


El perseguir objetivos equivocados nos hace debilitarnos. Hay que parar y reflexionar, y es en ese momento que recuperaremos las fuerzas y nuestros verdaderos objetivos se presentarán ante nosotros.


Mira siempre hacia adelante, sin dejar que la desilusión te distraiga obligándote a mirar hacia el costado.


 

ARTÍCULOS RELACIONADOS