Frases graciosas de amor

  • En la cama no paro… de dormir.

  • Amor es entrar al baño y encontrar cosas que nunca antes habías comprado.

  • El verdadero amor hace que despertarte del otro lado de la cama sea una bendición.

  • Yo sí que sé lo que es amar de verdad; es así como me aman todos.

  • Te miro y siento ganas de volar… muy lejos de ti.

  • Te miro, veo tus curvas… tus imponentes curvas y me doy cuenta de que todos se equivocaron hasta ahora: el amor no es ciego.

  • Cuando pienso en ti, no puedo comer; cuando te veo, no puedo dormir de noche… y al otro día no rindo en clase porque tengo hambre y sueño.

  • ¿Cómo sabes que es amor de verdad? Porque cuando pienso en siento mariposas en el estómago. Entonces es gastritis.

  • El pronóstico del tiempo dice que se avecina una lluvia besos para ti, un terremoto de abrazos y un tsunami en tu cama… y te lo digo yo, que soy el que pronostica el tiempo.

  • Eres el tornillo que mi locura perdió hace tiempo. Es hora de volverlo a poner en su sitio.

  • Yo nunca te obligué a estar a mi lado, si lo que deseas es irte, ya mismo puedes romper la puerta blindada, mancillar a golpes a los guardias que custodian la entrada, cruzar el pantano a nado y saltar sobre los alambres de púas que coronan el muro de diez metros que coloqué solo por si se te ocurría salir a dar un paseo.

  • No temas… muerdo fuerte.

  • Eres mi sueño, ese que me hace dormir todas las noches… por eso me dominas.

  • Sabes que es amor cuando te das cuenta que tus pantalones tienen más actividad que tu cerebro.

  • No puedo pensar en ti porque el amor hace que dejemos de pensar.

  • No sé nadar y me topé con estos ojos que son como el mar.

  • Si la belleza se midiera en minutos, tú serías un año bisiesto.

  • ¿Cómo que vas a la playa? ¿Acaso no se derriten los bombones al sol?

  • Eres tan dulce que deberías andar con un frasquito de insulina contigo, ya que vuelves diabético a todo el que te mira.

  • Si la belleza fuera asesina, tú serías sicaria.

  • No me digas nada, ya sé la profesión de tus padres: ¡bomboneros!

  • Gracias por las flores que me lanzas cuando paso por tu ventana, pero ya me diste suficientes macetas.

  • Cuando pisas mi corazón, no tomas en cuenta que tú estás dentro de él, ¿necesitas que te cure las pisadas?

  • Soy muy religioso, por eso le pido a Dios que te guarde… y que me diga dónde está la llave.

  • Tu dulzura me provoca probarte… a pesar de ser diabético.

  • El amor es una verdadera tontería… y yo por ti soy el rey de los tontos.

  • Si la belleza fuera un postre, tú serías un tiramisú.

  • Si el amor es fuerte, lo que siento por ti es un verdadero maremoto.

  • Tu cuerpo no es importante, solo con tus pechos me bastó para enamorarme.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS